Comprar Paleta ibérica.

Hola, ¿Qué tal?.

Espero que bien.

Te doy la bienvenida a esta página en la que están los tres tipos de Paleta. Dos de ellas ibéricas de bellota y otra fuera de norma.

No voy a describirlas con términos raros que sólo los expertos en ibérico entienden y conocen, tampoco te voy a decir eso de que estos son las mejores o las más baratas. Eso me daría vergüenza.

Prefiero contarte de forma transparente y honesta todo lo que sé (lo bueno y lo malo) de cada una de estas paletas y que tu decidas.

Te dejo con ellas:

Paleta ibérica, como un jamón pero con un tamaño y un precio menor.

Ideal para solteros, parejas y familias pequeñas o para quienes disfrutan del ibérico del bueno de forma esporádica.

Esto que sigue es un poco de información diferente sobre paletas ibéricas para gente inteligente que quiere saber algo más.

Esto puede que lo sepas o puede que no, pero la nueva norma que regula el mundo del ibérico se encarga de clasificar los jamones y paletas en cuatro calidades.

No una, ni dos, ni tres, hay cuatro. Cuatro tipos y cuatro precios que se adaptan cualquier bolsillo.

Voy a intentar explicar cual es el mejor y en que se diferencian, aunque es difícil diferenciar lo bueno de lo bueno.

Partimos de la base de que la mejor paleta es el que más te gusta a ti (incluso es posible que aún no la hayas encontrado).

Lo cierto es que lo que diga la etiqueta importa poco, lo que importa es que este rica, que se adapte a tu presupuesto y que supere tus expectativas.

Empiezo por lo más básico, si ya lo sabes, avanza.

¿Qué es un Paleta Ibérica?

Es la extremidad delantera de un cerdo ibérico.

No hay diferencia en la forma de elaboración y curación con un jamón. La paleta al ser más pequeña se termina de curar antes.

Son piezas sabrosas y de grasa untuosa que se deshace al contacto con el cuchillo.

Vamos con la explicación de cada una de ellas.